TOP 10: Libros de mi infancia.

Llevaba un tiempo sin saber qué publicar en el blog, porque, aunque sé que estoy muy atrasada con las reseñas, la verdad es que no me apetecía mucho ponerme a escribir una. Tampoco he tenido tiempo para inaugurar alguna sección especial con motivo del día del libro, aunque me estoy planteando añadir algo relacionado con experiencias curiosas en forma de relatos... todavía tengo que pensarlo, pero ya os informaré.

De momento, tras ver unos cuantos videos y entradas de gente recomendando este tipo de libros, me he animado a hacer un TOP 10 de algunos libros que leí durante mi infancia y que me gustaron mucho. Tanto como para recordarlos con mucho cariño todavía hasta el día de hoy. Aprovechando además para dejar una lista de recomendaciones para los más pequeños en este día del libro.

Así pues, empecemos.




He intentado hacer una selección variada, ya que de pequeña leía muchísimos libros, así que voy a ordenarlos por la fecha en la que los leí; es decir, a medida que avance la lista, los libros irán siendo algo menos infantiles.

LAS TRES MELLIZAS (COLECCIÓN). M. Company * R. Capdevila.

(0-5 años) Tratan las aventuras de tres niñas mellizas en distintos universos (la nieve, la montaña, el teatro,...). Con poco texto y dibujos a página completa, son unos de los primeros libros que recuerdo haber leído. O, más bien, supongo, que recuerdo que mis padres me leyesen una y otra vez mientras yo miraba los dibujos y buscaba las tres ratitas que estaban escondidas en cada una de sus páginas.

Me parecían unos libros muy entretenidos y aunque parezca una tontería, el hecho de poder interactuar con ellos buscando a las ratitas aún sin saber leer, era divertidísimo y creo que es lo que hace que los recuerde con un cariño especial a pesar de todos los años que han pasado y lo pequeña que era yo en aquella época.




MARIQUILLA LA ARDILLA y QUECO EL REBECO. Claude Clement.

(5-7 años) Cuando yo todavía no sabía leer, con unos tres años, eran sin duda mis favoritos. Estaban escritos a página completa, con poco texto y muchos dibujos, al igual que Las tres mellizas. El detalle especial que recuerdo de estos libros es que tenían rima. No eran versos, pues la métrica no estaba separada por estrofas, pero las frases rimaban entre sí, al igual que los títulos.

Puedo afirmar con total seguridad que ni aún sabiendo leer podría haberlos leído más veces. Sobre todo el de Mariquilla la ardilla. Yo no sé cómo mis padres no me echaron de casa cuando era cría, saturados de leerme el libro una y otra vez. Ya sabéis, las obcecaciones de los niños... Tanto me lo leyeron que yo me lo aprendí de memoria. Palabra por palabra. Aunque supongo que la forma en que estaba escrito el libro ayudaba a poder memorizarlo con poco esfuerzo, a mis padres les hizo tanta gracia que me grabaron en un casette. Es una lástima que nadie conserve ese casette hoy en día. La verdad es que habría sido tan nostálgico poder escucharlo...




UNA HISTORIA CON MIL MONOS. Ruth Rocha.

(5-7 años) Lo más original y significativo en este caso, lo que ha hecho que recuerde esta historia con especial nostalgia, es su argumento. Trata sobre un científico despistado al que le ocurren mil y una desgracias con los telegramas que envía para pedir material para sus experimentos, debido a errores en las transcripciones que hacen de sus mensajes en el puesto de envíos.

Este libro sí que puedo decir que lo leía yo, y también que lo hice mil veces. Me encantaba la historia y era tan surrealista que el científico sufriese una vez tras otra por culpa de la ortografía, que el libro siempre conseguía que me partiese de risa.

¡Una historia divertidísima con la que aprendí a fuerza de situaciones ridículas y repetición que los signos de puntuación también son importantes!




ORZOWEI. Alberto Manzi.

(8-12 años) Creo recordar que fue el primer libro antiguo que leí. Y me refiero a antiguo tanto por su fecha de publicación como por lo amarillo y destrozado que estaba el ejemplar que fue a parar a mis manos, que tenía, obviamente, muchísimos más años que yo misma. Era una de las lecturas del colegio que guardaba mi padre, lo vi en casa de mi abuela y me llamó la atención.

Es una historia llena de aventuras, al estilo de Huckleberry Finn, aunque creo que menos famosa, pero que a mí me gustó mucho leer de pequeña. Recuerdo que me imaginaba que aquella clase de aventuras y desgracias también podrían ocurrirme a mí algún día y aquello me hacía querer leer más y más. Es uno de los primeros libros largos y sin dibujos que recuerdo haber leído y muchísimas veces he pensado en releerlo, porque tengo un recuerdo súper bonito de él pero, a decir verdad, no recuerdo absolutamente nada en detalle su argumento.




LA HISTORIA INTERMINABLE. Michael Ende.

(9-12 años) Este es uno de los libros que recuerdo con más nostalgia y cariño. Es una historia llena de magia que además está escrita de una manera diferente que logra meterte muchísimo en el mundo que describe. El detalle que más recuerdo de La historia interminable, aún después de tantos años, es que cada capítulo empezaba con un dibujo en blanco y negro muy detallado y la primera letra estaba caligrafiada. Además de, por supuesto, el detalle más llamativo de esta novela, que tiene dos ambientes separados por colores: por un lado, texto rojo narrando las vida de Bastian, un niño que encuentra un libro antiguo en una librería y queda atrapado por su lectura, y por otro lado texto verde para relatar las aventuras que vive el protagonista del libro, Atreyu, en el mundo de Fantasía.

Ambos niños viven, cada uno a un lado de las páginas, mil peligros y luchas con criaturas mágicas con el objetivo de salvar Fantasía del desastre y la desaparición. Me gustó muchísimo este libro principalmente porque era muy fácil identificarse con Bastian y sentirse parte de las aventuras de Atreyu. Demasiado fácil. Y el mundo de Fantasía era un sueño hecho realidad para una niña amante de los mundos mágicos y diferentes que soñaba con que alguno de ellos existiese de verdad.




EL PEQUEÑO VAMPIRO. Angela Sommer-Bodenburg.

(9-12 años) La colección de El pequeño vampiro fue mi primera serie larga de libros que trataban sobre un mismo tema, y me encantó la sensación de tener siempre otro libro más que leer, era maravilloso acabar uno y saber que había otro esperándote.

Son además de los primeros que recuerdo haber comprado en el círculo de lectores. Con cada nueva entrega (que según creo recordar, eran bimensuales) yo encargaba dos o tres libros más de la colección. Y siempre los acababa antes de que llegase la siguiente ronda. Estos libros son increíbles, con un ser nuevo para mí como eran los vampiros en aquella época, adaptado a la percepción de los niños haciéndolos inofensivos, o sin mostrar del todo sus peligros, sino más bien lo increíbles que podían volverse las noches, la cantidad de aventuras que podían vivirse, si de repente un vampiro que aparentaba tu edad se presentaba en el alfeizar de tu ventana y acababa por convertirse en tu amigo.




LOS CINCO. Enid Blyton.

(9-12 años) El primer libro que leí de esta saga, también salió de la estantería de libros antiguos de mi padre. ¡Me encantaba curiosear en esa estantería de pequeña y creo que al final los leí casi todos! Pero como ahí sólo había uno o dos, y además desordenados, acabé comprándome la colección entera, la que véis en la foto. Y me pasaba igual que con los de El pequeño vampiro: los iba recibiendo por entregas y nunca, nunca, llegaban suficientemente deprisa.

Adoraba las aventuras de Los Cinco principalmente por un motivo muy simple que todo el que haya leído libros de pequeño creo que entenderá: era demasiado fácil soñar con que esas aventuras podían ocurrirte a ti.

Los Cinco eran un grupo de amigos (y un perro) que llevaban vidas más o menos normales, a los que les ocurrían cosas más o menos normales, pero muy emocionantes. ¿Qué quiero decir con “más o menos normales”? Pues que en estos libros no hay ni magia, ni seres especiales, ni fantasía de ningún tipo. Son completamente reales, aventuras que ocurren en una isla, con unos piratas, contrabandistas, secuestradores,… aventuras que, en definitiva, podían hacerse realidad cualquier día y harían soñar despierto a cualquier niño con un mínimo de ansia aventurera.




MATILDA. Roal Dhald.

(9-12 años) Matilda es, en mi opinión, uno de esos libros que recuerdas toda la vida (y por eso quise comprarlo para mi sobrina hace poco, concretamente en mi bookhaul de febrero 2016). Me encantó, me gustó muchísimo. Fue para mí la incrusión en el mundo de la magia y no recuerdo cuantas veces pude ver la película de su adaptación. Me sabía los diálogos de memoria y estaba absolutamente fascinada con la posibilidad de que una niña cualquiera, como podía ser yo, pudiese de repente descubrir que poseía poderes mágicos.

En mi opinión, la historia de Matilda tiene muchas similitudes con el mundo de Harry Potter: a Matilda no la entienden en su casa, se siente aislada del mundo hasta que va al colegio y encuentra amigos y una profesora estupenda que le hace ver que en su familia no es bienvenida, pero que ella misma tiene el poder para cambiar y mejorar su vida. Absolutamente recomendable.




CRÓNICAS DE LA TORRE. Laura Gallego.

(9-12 años) No recuerdo si fueron los primeros que leí de Laura Gallego, creo, de hecho, que antes llegó Finis Mundi, pero sin duda Crónicas de la Torre fueron los libros que me hicieron amar a esta escritora con todo mi corazón de niña de diez años, creer en la magia y en que podía existir un mundo diferente al que se encuentra frente a nuestras narices.

Lo he dicho varias veces en el blog, pero repito que son de los libros que quiero tener en la estantería, para poder releerlos, así que cualquier día me cansaré de retrasarlo y los compraré por fin.






HARRY POTTER. JK Rowling.


(¿Toda la vida?) Soy de las pocas afortunadas que empecé a leer estos libros a medida que Rowling los escribía y cuando todavía casi nadie los conocía. No voy a enrollarme de nuevo explicando todo lo que significaron para mí, pero creo conveniente que cierren esta lista, porque junto a ellos empecé a dar el salto hacia otro tipo de literatura.






Eso es todo en cuanto a libros infantiles (juveniles). Podría mencionar algunos más, pero estos son los primeros que se me han ocurrido y de los que recuerdo con más nostaliga, así que creo que deben estar. Sé que a veces me repito un poco, pero he intentado que, salvo Harry Potter y Las crónicas de la torre, apareciesen libros bastante antiguos o que no son del todo conocidos, para darle un poco de variedad a las listas y que no os aburráis de leerme. Me encantaría que compartieseis conmigo alguno de los libros infantiles que recordéis con más cariño, ¡es genial recordar viejos tiempos! Es todo por hoy, espero que paséis una feliz semana y -sobre todo- no tardar otro mes en actualizar el blog.


¿Habéis leído alguno de estos libros cuando erais pequeños? ¿Os gustaron tanto como a mí?

16 comentarios:

  1. De los que pusiste leí los de Harry Potter cuando salió el último y tengo pendiente el de la historia interminable como uno de los objetivos del reto de #lectoreslentos2016. También me gustaría leer algún día los de Crónicas de la Torre de Laura Gallego. Matilda, el pequeño vampiro y los cinco los conozco pero no los leí, los demás no los conozco. Muy bonita lista, un saludo y sigue así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, un libro que recuerdo mucho de mi infancia fue el de Les rates malaltes (las ratas enfermas en catalán) que recuerdo que me gustó muchísimo y lo leí siendo muy pequeñita.

      Eliminar
    2. La historia interminable me dejó muy buen sabor de boca y era súper fan de la película (aunque ahora la veo y me parece súper cutre jaja). Espero que te guste. Los de Crónicas de la Torre a mí me gustaría releerlos pero me da algo de miedo que pierdan la magia leyéndolos tan mayor de nuevo. Matilda es fascinante y es tan mi infancia que lo recordaré siempre. Y lo bueno de las colecciones es que eran muy largas y podías leer un montón.

      Me alegra que te haya gustado la lista. No conozco el libro de Las ratas enfermas, pero me ha recordado a Las tres mellizas por lo de las tres ratitas que había en cada página jajaja.

      ¡¡Muchas gracias por comentar!!

      Eliminar
  2. Hollllaaaa menos mal que has vuelto!!!!jejeje
    Bueno la verdad es que has tenido mucho suerte, cuando hablamos y siempre me comentas algo de estos u otros libros te envidio, bueno ya sabes que mi infancia lectora XD pues es ahora mismo o desde siempre porque yo empece a leer ya de adulta...mi infancia desgraciadamente se perdió. Pero bueno por eso si cojo libros que son infantiles y tal yo intento meterme en mi niña interior que nunca leyó!. De todos los que has nombrado pues no conozco muchos la verdad, es decir yo no lei libros con dibujos. Mi yo infantil o juvenil o como quieras llamarlo siempre ha querido leer la historia interminable, de este o el próximo año no pasa!. La crónica como ya sabe de laura gallego también fueron los primeros libros que hicieron que me enamorara de su escritura y que empezara a coleccionarlos, aunque todavía me quedan mucho!. Y bueno ya sabes que harry potter...pues es harry potter también para mi !. Vuelvo a repetir....envidia total de tus libros de infancia!.
    besitos y no vuelvas a irte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, es que estoy un poco desaparecida, ¡perdón! Pero bueno intento publicar siempre que puedo, y me alegra mucho que dejéis comentarios :D
      Sí, ya me has contado y a mi al revés, me da pena saber que hay niños que no leen, ya sea porque no les gusta, porque no tienen libros en casa, o porque han tenido malas experiencias con algún libro y no han insistido lo suficiente. Para mí leer es y era una de las mejores cosas que se podían hacer en casa y no me imagino mi infancia sin libros.

      Por lo menos ahora has descubierto las maravillas de la lectura, como se suele decir, más vale tarde que nunca. Y aunque dé pena no haber podido leer esos libros de pequeña, como dices, puedes meterte en tu niña interior y disfrutarlos de otra manera :)

      Yo tengo sólo tres libros de Laura Gallego y quiero tener muchos más. De momento, a ver si consigo la tetralogía de las Crónicas de la torre, porque necesito releerla algún día, al igual que Harry Potter y El señor de los anillos (esos por suerte ya los tengo jeje).

      Yo me alegro muchísimo de haber tenido tantos libros en mi infancia y debo dar gracias a ello a mi madre, que, además, hoy es su día. :D

      ¡Besitos e intentaré ser más constante!

      Eliminar
    2. Desaparecida...deja ya la tele!!! jejejej
      Pues si yo por eso le digo a mis amigas que le lean a las niñas, por favor !!!!
      Si tarde pero si, por ahora ahora me doy pechas de leer XD por eso soy tan constante me acuerdo que antes no lo hacia y me digo pufff que tonta fui!.
      Yo tengo la saga, todas las hadas del reino y el libro de los portales que me da a mi que también va a caer este año...
      Yo ? constante siempre ya lo sabes.

      Eliminar
  3. ¡Los libros de Crónicas de la Torre fueron los que me iniciaron en la lectura! Son geniales. Por suerte yo sí los tengo en físico pero me da miedo releerlos. Me dejaron tan buen sabor de boca la primera vez que no quiero decepcionarme.
    Y los libros de El Pequeño Vampiro también fueron mi infancia. Los cogía cada semana de la biblioteca del colegio. No los leí todos (hay algunos títulos de la foto que no me suenan) pero los que sí me encantaron. Estos sí me gustaría tenerlos en físico.
    Un beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la verdad es que ni recuerdo qué libro me inició en la lectura, era demasiado pequeña. Pero sin duda todos los que menciono aquí tuvieron algo de culpa en que me gustase tanto esta afición.

      Los de crónicas de la torre, yo los tenía en casa de mis padres, pero eran de mi hermano. Así que ahora que me he independizado, parece los añoro xD. Pero tengo el mismo sentimiento que tú, quiero releerlos porque no me acuerdo ni de los nombres de los personajes, pero a la vez me da miedo que me decepcionen, ahora siendo más mayor. Así que no me decido.

      Los de El pequeño vampiro eran geniales. Ay, me traen buenísimos recuerdos y, a no ser que hayan salido más recientemente o me perdiese alguna entrega (que lo dudo), creo que yo sí que los tengo todos (son los que salen en la foto). Estaba enamorada de esos libros, en serio.

      Un beso y muchísimas gracias por el comentario. Tenemos varias lecturas infantiles en común por lo que veo :D

      Eliminar
  4. Stiby sólo coincido contigo en los libros de Harry Potter xD. Los conozco casi todos, pero yo solía leer de pequeña Kika superbruja y los libros del barco de vapor, que eran los típicos que leían los niños cuando yo era pequeña.
    Crónicas de la torre los tengo en pendientes para leerlos en un futuro porque tu me los recomendaste, pero espero que no sean demasiado infantiles.
    Por último, la peli de Matilda siempre la amé pero nunca he leído el libro, seguro que es maravilloso.
    (soy chica potterhead)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya! Que raro que solo ccoincidamos en esos. Yo es que Kika superbruja ya me pilló algo mayor, creo, aunque los de el bargo de vapor sí que los leía y de hecho en casa de mis padres tengo una colección enorme (El de los monos era del barco de vapor xD). Como decía por ahí arriba yo quiero releer los de Crónicas de la Torre, aunque no me decido del todo por si me decepcionan, porque tengo muy buen recuerdo de ellos y tal vez ya no sean para leerlos con esta edad. No lo sé.
      El libro de Matilda es maravilloso. Yo lo leí más o menos a la vez que conocí la peli, de hecho no estoy segura de qué fue antes, pero ambas cosas me gustaban muchísimo.

      Muchas gracias por el comentario :D ¡Besitos!

      Eliminar
    2. Los de la torre a todos nos pasa igual..y eso que yo no los lei tan joven XD yo hace relativamente poco que lo lei, de echo tengo el de Fenris sin leer por lo mismo!.

      Eliminar
    3. ¡¡Qué miedicas somos!! Habrá que atreverse... a mí me tira para atrás también que tengo tantos sin leer.... pero como dicen por ahí, siempre tendré libros por leer, así que es simplemente decidirse :D

      Eliminar
  5. ¡Hola! Yo tambié hice este Top Ten hace tiempo y coincido en bastantes contigo :D Los libros de las Tres Mellizas me encantaban, El pequeño vampiro era genial, La historia interminable y Matilda otros dos clásicos. Harry Potter always <3 Crónicas de la torre no lo he leído y me gustaría, Los cinco desgraciadamente los odiaba xD
    Y los demás no los conozco.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas! Estuve leyendo tu Top 10 y ya te comenté en el blog :)
      A lo tonto coincidimos en gustos un montón, salvo por Los cinco, ¿no? Las tres mellizas eran geniales, bueno, todos los del top 10 me encantaban. Yo había unos libros muy populares que no me gustaban nada, eran los de Manolito Gafotas. Me leí muchos, pero nunca me llegaban a cuajar.

      Gracias por el comentario! Un beso.

      Eliminar
  6. ¡Oh dios, el pequeño vampiro me encantaba! Me lo leí en la primaria, cuando aún no estaba incitada en la lectura, me están llegando los recuerdos y me siento cutre hahahhaha ya ni me acordaba de esa colección era genial.
    Y me han entrado ganas de leerme el libro de Matilda, porque la película la amo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pequeño vampiro es que son geniales. La verdad es que tengo un recuerdo genial de todos estos libros de la lista. Matilda es increíble, me gustó muchísimo, de los que más junto a La historia interminable y el de Una historia con mil monos (aunque ese es para otras edades ya más pequeños).

      ¡Espero que puedas leer Matilda algún día! Si te gusta la película seguro que de alguna manera disfrutas del libro :D

      ¡¡Muchas gracias por comentar!!

      Eliminar