Relato: Carta a Baltasar. (#ConcursoEntreCuentosNavideños)

¡Muy buenos días, lectores!

Hoy toca de nuevo una entrada un poco especial; me gustaría compartir con vosotros mi segunda participación en el concurso que organizaban los blogs Una vida entre palabras y Contando con libros. Como no se presentó casi nadie, creo que al final el concurso no se realizó, pero aún así, como prometí, os traigo la carta que presenté.

Ya participé el año pasado con un relato (La primera Navidad) y una carta (Carta a Papá Noel) pero os explico brevemente de nuevo que una de las categorías del concurso, bajo el título #ConcursoEntreCuentosNavideños, consistía en escribir una carta a Papá Noel o los Reyes Magos.

Cuando vi que Paula renovaba por tercer año consecutivo esta idea, supe de inmediato que participaría. Y en esta ocasión también supe qué tipo de carta quería escribir. Era algo que le había visto hacer, en cierto modo, a Iria G. Parente en twitter, hablando sobre la depresión. Yo quise hablar de otro tema. Espero que os guste.

A mi querido Baltasar,

Puede que pienses que voy a empezar a pedir regalos, juguetes, muñecos y una mascota. Es normal, es la época. Pero no hay nada más lejos de mi intención, no vengo a pedir, sino a dar. No sabes todavía quién soy, tranquilo, te lo diré al final de la carta. De momento, basta con decir que soy alguien que te conoce, que quiere ayudarte, que te aprecia, más incluso de lo que actualmente tú mismo te aprecias o respetas.

El propósito que tengo al enviar esta carta es, sobre todo, dirigirme a ti. Necesito decirte que sé que has empezado a hacerte preguntas, y que no querrás aceptar las respuestas. Quiero ayudarte en esta época difícil de tu vida que se aproxima.

Estarás siempre enfadado y sin ganas de hacer nada, no querrás participar en las conversaciones de los demás y lo harás por compromiso, fingiendo una sonrisa cuando en realidad querrás estar sentado, sin hacer nada, pensando en ti mismo y lo mucho que te odias. Fingir. Esa palabra que nunca había significado nada pasará a formar parte de tu vida, de tu día a día.

Has nacido y vivido en una época que no te ha ayudado a entender por qué no te sientes bien contigo mismo, por qué piensas y sientes de forma distinta a los hombres que te rodean, por qué no te atrae ninguna mujer de tu alrededor, por qué te duermes y sueñas con Gaspar, y no con tu propia amante.

Ella te quiere, te respeta, tenéis conversaciones interesantes y pensáis de forma parecida, entonces ¿qué hay mal contigo? piensas, ¿por qué no disfrutas de sus besos, de sus caricias? ¿por qué no te gusta?

Quiero decirte que, sobre todo, tienes que saber que no hay nada mal en ti. El problema lo tiene la sociedad en la que vives, que no ha aceptado todavía que el ser humano no es como los demás mamíferos, que es un ser racional, que no se aparea sólo para conservar la especie. Que puede hacerlo por otros motivos, racionales, sentimentales. Y que para esos motivos, para tu mente, para tu corazón, no importa lo que la sociedad o la biología diga, sino lo que tú, en tu interior, sientas. No estás loco. No eres peor que nadie ni mereces menos que nadie. No dejes que nadie te diga qué debes sentir, no dejes que te roben lo que eres, lo que sueñas, lo que quieres. Lo que amas.

Acéptate. Acepta lo que sientes sin pensar en lo que otros creen que debes sentir. Sé tú mismo, y nada más. Tampoco nada menos.

Al principio será difícil y perderás personas que se decían tus amigos. Pero luego ganarás mucho más que eso. Ganarás una vida. Una vida sin mentiras, sin dolor, sin odio. Te aceptarás a ti mismo, y sólo entonces podrás empezar a intentar ser feliz.

Quiero decirte que sé que merecerá la pena. Porque lo he vivido. Mucho ánimo y sé valiente. Te lo mereces. Todo.

Firmado: Baltasar, 24 de Diciembre de 2046.



Espero que os haya gustado. Querría también mencionar que, aunque sea por el triste motivo de que, a pesar de todo lo que lo intentamos mover, sólo nos presentamos dos personas al concurso, tengo que anunciar que gané uno de los premios con esta carta. Podéis ver la resolución del concurso aquí (elegí como premio uno de los marcapaginas y el libro Óbice mortal de Phoebe A. Wilkes). Creo que el libro puede gustarme mucho, así que estoy deseando leerlo :)

Muchas gracias a todos por leer.

Si has llegado hasta aquí, sigue un poco más: deja un comentario. ¿Qué te ha parecido la carta? ¡Gracias!

10 comentarios:

  1. No te lo dije porque al final como no se presentó casi nadie no tuvimos oportunidad de valorar en condiciones pero, por mi parte, tuviste 10 puntos, a máxima puntuación.
    Es una carta super original y trata un tema que me parece muy necesario de una forma más dulce al ser de temática navideña.
    Espero que, si a finales de este año me animo a organizar otro concurso, que participes y poder leer un trabajo tan bueno como los tres que has presentado entre 2015 y 2016.
    Un beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya he dicho mil veces, me da mucha pena que no se presentase más gente, porque yo lo presenté con toda mi ilusión y sé que tú también tenías mucha puesta en el concurso y no es lo mismo si no se presenta más gente. De todos modos, disfruté mucho escribiéndola y saber que te ha gustado tanto, tanto, me hace quererla más todavía. Gracias por la confesión :D

      Yo también espero poder participar en más concursos, aunque dependerá de la inspiración o más bien el tiempo que tenga, porque ya se sabe, en estas cosas, no siempre sale todo a la primera.

      Muchísimas gracias por tus palabras, me alegra mucho que te gusten mis relatos tanto. Un beso grande para ti.

      Eliminar
  2. Hollaaa ya estoy aki !
    supongo que mi comentario no te va a gustar, a ver me gusta mucho como escribes pero el tema...como que vale si hace falta bla bla bla pero es que últimamente todo el mundo nada hablando del misma tema....creo que el que no lo respeta con mas que se le bombardea e va a seguir pensando igual.
    Me alegro que ganaras y ya me dirás de que trata el libro y si te ha molado mucho
    besis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Bueno, este es el último que te respondo hoy, que ya van unos cuantos jajaja. No me parece mal tu comentario, cada cual tiene derecho a opinar como quiera, pero bueno ya sabes mi opinión, nunca es demasiado bombardeo en un tema que oprime a una persona o a un colectivo. Si sigue habiendo gente que habla de ello, es porque sigue siendo un problema, así que nunca está de más.
      De todos modos sí que hay gente muy cazurra que no le entra en la cabeza por mucho que le repitas, pero es más bien porque no se molestan en escuchar. Yo creo que hablar y repetir sirve para concienciar a gente que no está muy puesta pero que tiene la mente abierta y que está dispuesta al menos a escuchar. No será nunca todo el mundo, pero si ni siquiera se habla de ello, menos todavía se consiguirá.

      Ya tengo el libro en el correo electrónico (para ebook) y me tienen que llegar por correo ordinario los marcapáginas. Esta vez he revisado mi dirección tres veces antes de dársela a Paula ya que en la anterior ocasión olvidé poner el piso (creo) y la carta nunca me llegó (*llora*)

      Un beso :D

      Eliminar
    2. El caso es que la gente con mente abierta no hay que explicarle porque al tener la mente abierta yo creo que ya piensa como debe....pero bueno que tampoco estoy en contra del bombardeo...que conste XD

      Eliminar
    3. En eso tienes razón, o al menos yo en mi caso nunca necesité que nadie me explicase que los hombres podían enamorarse de hombres y las mujeres de mujeres. Simplemente un día (como contaba en mi primera entrada de Viernes Random) leí una historia con personajes LGBT+ (concretamente Gays) y lo vi tan normal que ni le presté atención. ;)

      Eliminar
  3. Un escrito genial Stiby, como siempre. Me alegro de que te tomes este tema como algo necesario de lo que hablar y respetar. Soy totalmente partidaria de que se hable de esto, de que se obligue un poco a la gente a entender (debería enseñarse desde la escuela a naturalizar el tema para que ningún niño o niña creciera sintiéndose un bicho raro) y creo que por encima de todo no es algo que deba esconderse, si no algo que debe enseñarse a respetar igual que debe respetarse cualquier otra cosa, como algo natural que es. No es una enfermedad, no es algo sucio, y por supuesto no es algo de lo que haya que avergonzarse, vergüenza me da que haya gente a la que le parezca tan mal cuando ni les va ni les viene... Tu carta me parece muy correcta, tratando el tema de forma muy cálida y con un Baltasar del futuro dándose ánimos a si mismo en el pasado, bastante original, aunque me recuerda bastante a (probablemente la carta anterior) otro escrito tuyo que ya leí. Y bueno solo comentar que el ser humano no es la única especie con homosexualidad, se sabe de muchísimas otras y es algo natural. Además, quitándole el factor humano y viéndolo fríamente, es bastante lógico que exista algo así desde el punto de vista natural y del ciclo de la vida, ya sabes, todo eso de la supervivencia de las especies y tal xD Básicamente es un mecanismo de control de población y sinceramente, somos muchos, al menos la mitad de la población debería ser gay a estas alturas jajaja. Volviendo a lo humano, me parece tan tonto ver como maligno o asqueroso la condición natural con la que alguien nace... no sé, como si ahora les diera por odiar los ojos azules, o que te guste el brócoli :/ es tan absurdo... Y bueno probablemente seguiría hablando del tema infinitamente, pero mejor lo dejo aquí jajaja. Por último solo añadir que si esta carta tuya (ademas de haber ganado ese fabuloso premio ^^) ha servido para animar a alguien en un momento difícil, o para cambiar un poco la opinión hacia el tema o aunque sea generar algo de interés, ha merecido la pena. Un beso wapa, sigue así ;3

    .KATTY.

    =^___^=

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya te lo dije por Twitter, pero te lo repito. Me encantó tu comentario. Gracias por dedicar el tiempo de escribirlo además de leer la entrada. Me hace especial ilusión que leáis los relatos porque es lo único del blog que es completamente mío sin necesidad de basarme en el trabajo de otros (escritores principalmente) sobre el que hablar.

      Exactamente creo que debería ser algo intrínseco en el ser humano respetar y entender a todos y no discriminar por sus gustos, ya que tanto nos jactamos de ser el animal más inteligente de la Tierra. En cambio, como todos sabemos que no es así, siempre está bien intentar aportar un granito de arena. Tal vez no consigamos nada hablando de ello e intentando normalizarlo pero desde luego si no se intenta, no se conseguirá nada y de verdad.

      Yo creo que es que ya habías leído esta carta cuando todavía no la había presentado al concurso porque me suena que os la pasé por el chat o algo así. La otra iba sobre un libro que quería que lo leyesen y se lo pedía a Papá Noel. Supongo que el estilo sería muy parecido ya que ambas son cartas de Navidad y las he escrito yo jaja.

      Ya hablamos por Twitter y entiendo que lo del control de la población suena mal así de primeras pero sé lo que querías decir. Que los que arremeten contra los LGBT+ alegando la extinción de la especie, deberían antes detenerse a pensar que siendo los que somos ya somos la especie más extendida del planeta, estamos en todas partes, y cada vez más, y ni siquiera somos capaces de mantenernos a nosotros mismos como especie puesto que fomentamos las desigualdades sociales tanto dentro de un país como entre continentes. El propio ser humano aísla a África para que el resto del mundo tenga más recursos más baratos. A costa de otros seres humanos. Eso es indignante y solo por eso mereceríamos extinguirlos. El nulo sentido de conservación que tiene el ser humano no se refleja en que las personas LGBT+ no "quieran" mantener la especie como la gente alega muchas veces, sino en que la mitad de la población está en guerra con la otra mitad, en que nos odiamos unos a otros, nos matamos, nos explotamos y nos consideramos por encima de nuestros iguales por cuestiones como gusto, nacionalidad o parentescos. Completamente penoso.

      También me gustaría pensar que esta carta pueda animar a alguien en un momento difícil, aunque siendo sinceros a penas la ha leído nadie, por lo que no creo que haya pasado :(

      Muchísimas gracias por un comentario tan bonito. Me ha encantado. Un besazo.

      Eliminar
    2. De nada wapa, ha sido un placer, además, ya sé la ilusión que hace cuando leen y comentan algo propio así que te entiendo muy bien jajaja. Un abrazo y sigue con lo tuyo que se te da muy bien ;3

      Eliminar