Relato: #OrigiReto2018 - Muerte en el Amazonas (Junio 1)

La historia de mi muerte comienza en el Isihlahla, también llamado el centro del bosque, el corazón del Amazonas. Según las leyendas autóctonas, el Isihlahla es el ejemplar sobre el que se sustenta toda la vida, el que hizo nacer a todos los demás árboles del bosque más grande del mundo. Aquél enorme itahuba —la tercera especie arbórea más abundante del lugar— podría haberse confundido con otro espécimen cualquiera de no ser por la enorme congregación de Inganekwane que se encontraba posada por sus ramas y nudos.

Las Inganekwane son las hadas del bosque, que habitan en él y lo cuidan desde antes de que existiesen muchas de las especies que pueblan hoy en día el planeta. Son diminutas, del tamaño de un piñón, pero sus enormes poderes mágicos compensan cualquier desventaja que el tamaño pueda acarrearles contra sus depredadores naturales: la contaminación, las iguanas, las serpientes, los seres humanos, yo.

Aquél día había una reunión de urgencia en el árbol corazón porque el bosque estaba en peligro. Un peligro atroz y salvaje que amenazaba con devorar toda la vida, con devastar especies enteras de animales y plantas. Por si os estáis preguntando cómo conocí esta historia, si es verídica o si es sólo un cuento para niños, os diré que la viví en primera persona. Porque yo era ese peligro. Las Inganekwane no podían permitir mi existencia. Unieron todas sus fuerzas para crear un escudo mágico que me detuviese. La magia de la vida estaba de su parte, así que desde que decidieron actuar contra mí, estuve sentenciado. Me condujeron hacia el río y me obligaron a morir allí.

El Amazonas. No podía existir mejor lugar para morir. El río más emblemático del mundo me dio la bienvenida, yo me ahogué en él entre borboteos y sonidos silbantes sabiendo que sería recordado durante muchos años de historia.

Pero estoy empezando la historia por el final. Primero tengo que presentarme. Nací en una casita de madera, en medio del bosque, en uno de esos lugares especiales de la jungla amazónica a los que sí lograba llegar la luz del sol. La primera etapa de mi vida la pasé en un hogar pequeño pero acogedor, dentro de aquella cabaña humana de suelo y paredes de madera y tejado de piedra negra que impermeabilizaba contra las malditas lluvias que la azotaban cada día. Por mucho que en aquél lugar me cuidasen, me alimentasen y observasen embelesados mis bailes y susurros, cuando fue pasando el tiempo supe que para mí era muy difícil vivir allí. Todo estaba húmedo, asquerosa y malditamente húmedo. ¡No había quien se sintiese a gusto! Así que un día me largué, sin más.

Harto de estar encerrado en el espacio reducido de aquella casucha, salté al suelo y avancé por el salón, ganando fuerza y confianza a medida que me acercaba a la salida. Cuando llegué al exterior era algo nuevo, más grande, poderoso, fortalecido. Ni siquiera parecía yo mismo.

Me sentía literalmente imparable, capaz de avanzar ante todo lo que se pusiese en mi camino, de sobrevivir en la jungla sin el abrigo de aquella casucha, al aire libre, capaz de convertirme en algo mucho mejor de lo que era hasta ese momento, capaz, incluso, de destruir la propia selva amazónica si me lo proponía.

Durante horas, hice justamente eso. Sin rumbo fijo, luchando contra la humedad y los riachuelos, avanzando sin pausa hacia todas partes y hacia ningún sitio, logré recorrer varias hectáreas de frondoso terreno del que me alimenté sin descanso, dejando tras de mí una estela negra de destrucción y muerte.

Entonces llegaron aquellos hombres, mujeres y niños, empecinados en acabar con mi existencia lanzándome capazos y capazos de aquella sustancia mágica que me hacía débil, que incluso podía llegar a matarme. Maldita agua, por mi, podía irse al infierno.

Huí desesperado, y ellos detrás no cejaron en su empeño, uno tras otro me atacaban con golpes que arrancaban partes de mí, mutilándome, escindiéndome, acabando conmigo poco a poco.

Escapé. O al menos eso pensaba. Logré aspirar el suficiente oxígeno para sentirme revivir cuando estaba a punto de desfallecer del todo. La pequeña parte que quedaba de mí huyó de ellos saltando de rama en rama, en las alturas, y cuando ya empezaba a relajarme, a respirar el jugoso oxígeno de la selva de nuevo y pensar que podría recuperarme, apareció el Amazonas. Entonces me pregunté por qué había seguido ese camino, por qué había avanzado antinaturalmente hacia la mayor concentración de humedad en lugar de huir hacia el otro lado.

¿Creéis en el destino? Yo no creía, pero lo hice en aquél momento. Cuando a mi espalda los humanos volvieron a la carga y frente a mí aquél torrente de agua me miraba burlón, chapoteando entre carcajadas de sus rápidos alocados, supe que prefería morir libre, por mis propios medios. Que tendría el destino de mi existencia controlado hasta el final y de esta forma, aún muriendo ganaría la batalla.

En aquél momento pensé que por eso decidí sumergirme en el agua del emblemático río. Para ganar. Pero un instante antes de morir comprendí que no había sido mi decisión. Supe que si bien los humanos me habían debilitado, fueron las Inganekwane quienes dirigieron mis pasos con su magia, manipulándome, enjaulándome hasta dejarme sólo esta salida. Demasiado tarde comprendí que yo no había ganado, sino que ellas me habían vencido.

El silbido de mi último aliento lanzó al aire envenenado de cenizas una humareda negra de destrucción y muerte. Entonces supe que mi paso por el Amazonas dejaría marca, que se harían registros de mi existencia, que se buscaría sin éxito la cabaña donde había nacido, a los humanos que habían prendido la chispa que dio lugar a mí. Que me pondrían nombre, como a los huracanes importantes, esos afortunados.

¿Mi último pensamiento? Que ojalá fuese Fujur. Fue el nombre que siempre quise tener. Me gusta cómo suena, porque en el cuento que los niños se contaban a mí alrededor cuando aún estaba encerrado entre las tres paredes y el tiro de una estrecha chimenea, logré escuchar que ese nombre pertenecía a un dragón sin fuego. Y yo había sido un fuego sin dragón.

FIN


Este relato está enmarcado en el Reto de escritura de #OrigiReto2018 para el objetivo: 15: Escribe una historia con un incendio como protagonista como si fuera un ser vivo.

  • Podéis consultar las bases y apuntaros a participar en esta entrada de mi blog o en el de Katty.
  • Podéis encontrar todos mis relatos para el #OrigiReto2018 en esta otra entrada.




  • ¿Qué os ha parecido el relato? Espero que hayáis pasado un buen rato leyéndolo. ¡Pronto más relatos dentro del #OrigiReto2018! Mientras tanto, es vuestro turno de opinar en los comentarios. ¡Muchas gracias por leer!

    14 comentarios:

    1. Hola Stiby!
      Pues fíjate que empece la historia pensando que puede ser? un hombre? el agua? que es lo que ha bajado de una casa? madera? si la madera paso por mi cabeza no sé porque XD.
      De repente la chicas ( que chiste más trillado acabo de hacer ) surgió en mi y dije fuego!!!!!pero luego dije ¿stiby no ha hecho ya algo con fuego? ¿o me lo parece a mi?. Pero bueno lo encontré un poco antes de la mitad del relato. Y tal y como pasa en la historia la chispita se me apago un poco pensando jo ojala lo hubiera adivinado o stiby aguantando un poco más!.
      Pero bueno la chispita en mi volvió otra vez al final porque vi ahí una bonita referencia a la historia interminable !!!! y ya sabes que ese libro me encanto y que Fuyur es Fuyur!!!.
      A ver con que enlazas esto porque es bastante complicaete! además como ya van quedando menos retos....
      Me he quedado esperando ese de miedo ehhhhh que esto da cague si se mete el fuego en mis estanterias pero nada más XD...
      Seguimos en contacto reina.
      besis.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola guapa! Aquí estoy, aprovechando el viaje en metro para responder comentarios porque no me da la vida para más xDD

        Es curioso como se os han pasado distintas interpretaciones a medida que avanzaba el cuento. En una primera versión lo había puesto claramente en plan "soy un incendio", pero luego me pareció más curioso dejarlo realmente como un ser vivo.

        No recuerdo haber hecho nada con fuego aunque puede ser o que sea un detalle (por ejemplo hice un relato donde quemaban a una bruja).

        Sí, fue difícil aguantarlo más, pero me alegra que te gustase la referencia. Al principio la había puesto mucho antes, casi al inicio, pero al releer parecía que el protagonista fuese un dragón y no me gustaba así que lo pasé al final.

        A mí también me gustó mucho La historia interminable, es uno de los libros que querría releer y tal vez comprar ya que no lo tengo.

        Me costó bastante poco elegir con qué objetivo enlazar, dudé solo entre el bosque y crear un ser nuevo. Sin embargo no tenía ni idea sobre qué escribir y al final usé el método de "escribe lo primero que se te pase por la cabeza" y quedó muy chulo, para lo que podría haber sido.

        Si, al final el de miedo no salió, a ver si este mes... Jejeje que se me van acumulando los de miedo pendientes.

        Gracias por el comentario guapa. Un besazo!

        Eliminar
    2. Hola!
      Pues yo me estaba imaginando un cachorro de tigre muy mono así pequeño y luego ya algo más crecido, a lo rey león, pero claro ¿a qué tigre se le da bien saltar entre ramas? No podía ser.

      Me choca un poco que sean los humanos los que perseguían el fuego (me cuadraban más las hadas), me resulta más fácil que seamos los que lo provocamos, al fin y al cabo somo el mayor peligro para cualquier tipo de vida. Supongo que los que allí habitan sí que estarían interesados en derrotarlo.

      Me ha gustado mucho porque está bien escrito y me ha hecho imaginar cosas antes de que se fueran descubriendo. Me gusta el tema 'protesta' del amazonas y los guiños a la historia interminable ;).

      Si hay algo que me hubiera gustado un poco más creo que es que la persecución se hubiera desarrollado más para darle más velocidad y tensión a la historia.

      Well done!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Muy buenas, en serio son muy interesantes todas las interpretaciones que estáis haciendo, me alegra haber dejado en ambiguo lo de que era un incendio, ya que al principio en las primeras versiones del relato lo había explicado nada más empezar.

        Los humanos no debí haberlos metido, a mí tampoco me gusta, pero bueno quería dar a entender que las hadas les están controlando de alguna manera para que hagan el bien, aunque no queda muy claro.

        La idea del relato es que todo fuese muy ambiguo, tenía miedo de que fuese un poco raro o aburrido por esto pero al menos quedó medianamente bien aunque sí que quedó soso, como dices, le falta acción, pero no conseguí sacarle más chicha. Tienes razón tal vez habría ayudado desarrollar algo más la persecución porque además me costó mucho llegar a las 1000 palabras.

        La historia interminable es uno de mis libros favoritos y desde el inicio quise que el fuego de alguna manera se llamase Fujur ;)

        Gracias por comentar!

        Eliminar
    3. ¿Este era el relato que no conseguías que llegara a milpalabrista? Porque no te culpo, me parece de los retos más difíciles. Yo lo estoy postergando todo lo posible xD. Debo reconocer que me he ido a contar las palabras y sí que has llegado a 1000, enhorabuena xD.

      Y bueno, el relato me ha gustado mucho. Me ha molado la inclusión del elemento sobrenatural y autóctono que no conocía, las Inganekwane. Y, por supuesto, la alusión a La historia interminable (que ya tengo bastantes ganas de releerlo y encima tú me hablas de Fujur y Rocío Vega tuitea sobre el libro... en cuanto acabe los que tengo entre manos me lo empiezo xD).

      Me ha gustado también que no se supiera que era un incendio el protagonista, aunque yo siempre voy tratando de adivinar el objetivo cuando leo los relatos, así que lo he supuesto pronto.

      Y no sé qué más comentar, genial relato.
      ¡Hasta luego!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Sí. Era este. Me estaba costando muchísimo, desde el principio le tuve miedo y con razón porque llegar a milpalabrista ha sido una tortura jajajaja además me daba miedo que quedase aburrido o demasiado obvio o demasiado absurdo.

        Gracias por la enhorabuena xd me alegra que el relato te haya gustado. ;)

        Sobre las hadas, voy a confesar que todos los nombres raros del relato (hada, árbol corazón,...) son traducciones literales (de hada y árbol) del castellano al zulú con google translator jajajaja.

        La historia interminable es uno de mis libros favoritos y yo también tengo ganas de releerlo, con suerte lo haré en 2019 aunque dudo si comprarlo o cogerlo prestado de mis padres.

        Sobre el incendio en la primera versión sí lo dejaba claro nada más empezar pero luego pensé que era más curioso dejar que imaginaseis lo que podía ser. Aunque conociendo los ejercicios para los que estáis haciendo el reto creo que era fácil.

        Gracias por el comentario, me animas mucho. Un abrazo y suerte con tus relatos! Que ya en nada estás en primera posición ;-)

        Eliminar
    4. ¡Hola!

      Uy, este relato me ha recordado bastante al árbol madre de Avatar, sobre todo por el principio, pero en general me ha gustado muchísimo jiji No diría yo que no leería una novela de este género/temática, ¿eh? Me ha dejado con ganas de más, jo xD Yo también pensaba al principio que se trataba de un elemento, y conforme avanzaba leyendo iba teniendo más y más opciones hasta que al final no he sabido por cuál decantarme jajaja Como siempre, muy bien escrito y no me hubiese importado que fuese más largo, así que enhorabuena ^^

      ¡Besos!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Buenas!
        El inicio del relato y el tema de las hadas que se desarrolla más en el siguiente (con el que está relacionado) está claramente inspirado en FernGully, mi peli favorita de la infancia, y la cual plagiaron al hacer Avatar.

        FernGully trata sobre unas hadas que luchan contra la contaminación que producen los humanos (escenificada en un monstruo llamado Hexxus). Estas hadas viven en un árbol y hacen reuniones en él XD

        Me alegra que te gustase el relato ya que me costó muchísimo escribirlo... Lo continué en el siguiente relato del mes, que es la siguiente entrada que ya no estaba creo en la iniciativa porque es la de la semana que me fui :) me gustó la idea de las hadas y lo seguí por esa temática. Me alegra que te haya gustado y que el elemento no fuese obvio desde el inicio.

        Gracias por comentar. Un abrazo.

        Eliminar
    5. Felicidades por el escrito. Tiene muy buen ritmo y engancha hasta el final ;D

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola! Muchas gracias por leer y comentar :) me costó un poco escribirlo pero me gusta porque dio pie al siguiente relato del mes que me gustó bastante :)

        Gracias por el comentario. Me alegra que te enganchase ;)
        Un beso.

        Eliminar
    6. ¡Hola!
      Me ha encantado el relato, hasta se me ha hecho corto, cuando he llegado al final he dicho ¿No hay más?
      Yo creo que no sería capaz de escribir ni la mitad de la mitad.
      Nos leemos.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Muy buenas!! Me alegra que te gustase. Pues a mi se me hizo muy largo de escribir jajaja no paraba de mirar cuantas palabras llevaba, creo que lo miré 30 veces antes de llegar a las 500 jajajaja. Creo que es el primer relato en el que no me pasé de palabras en la primera escritura.

        En realidad el relato continúa en la siguiente entrada, que ya está subida en el blog, en ella cuento un poco más la vida de las hadas que luchan contra el fuego :)

        Me alegra que te gustase y como siempre digo, a escribir solo se puede aprender escribiendo. Lánzate si te interesa ;) ánimo!

        Eliminar
    7. Hola!
      Me ha parecido un buen relato, sobre todo me ha gustado la manera en la que has relatado sus orígenes, no suelen atraerme los relatos de contenido sobrenatural, pero tu historia me ha enganchado y coincido con Valkiria en que se me ha hecho corto y me he quedado con ganas de más. Yo desde que comenzó el reto llevo queriendo hacer ese objetivo, pero la verdad es que no es fácil y hasta ahora quienes lo habéis elegido lo habéis defendido con creces.
      Ánimo con los próximos!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Muy buenas guapa, gracias por pasarte a leer y comentar. La verdad es que no conseguía que quedase tan fantástico como quería, será porque un incendio es algo muy real existente en nuestro mundo... Por eso quise introducir a las hadas, que son las protagonistas de mi siguiente relato de junio, de hecho.

        A mí este objetivo me daba bastante respeto así que al no saber cual hacer ni tener ideas claras para ninguno, me dije, este es el mes de lanzarse a por el difícil ;-)

        Me alegra que te gustase. A mí también me están gustando bastante los relatos de los demás. Todos en general, pero reconozco que hasta ahora mi favoritos son los de las redes sociales jejeje me parecen verdaderas maravillas.

        Un abrazo!

        Eliminar

    Si te ha gustado la entrada, deja un comentario o compártela en las RRSS y me harás muy feliz. También puedes unirte a la familia suscribiéndote aquí. Recibirás un mail mensual con resúmenes de la actividad del blog y otros detalles como mis lecturas o retos en curso.

    Nota de advertencia: aconsejo copiar el comentario en el portapapeles antes de pulsar "Enviar", porque blogger falla más que una escopeta de feria. El blog no tiene moderación de comentarios, si envías uno y no aparece automáticamente, es un error de blogger, por favor, ¡mándalo de nuevo!

    Nota anti spam: Ejerceré mi derecho a borrar todo comentario que no tenga nada que ver con la entrada y sólo consista en un hola, leí tu entrada, visita mi blog o similares.

    Protección de datos: Según la nueva ley RGPD debo informarte sobre el uso que daré a los datos personales que me proporcionas. Tu e-mail será usado para enviarte mi respuesta al comentario, en caso de que marques la casilla. El resto de datos (IP, país, navegador...) que recopila blogger sólo serán usados para las estadísticas internas de blogger, sí, esas de las que nadie nos fiamos. Tus datos en ningún caso serán publicados ni cedidos a terceros. Añadiendo tu comentario estás aceptando estos términos.