Relato: #OrigiReto2018 - El criadero. (Diciembre 1)

Tres señores con sendas cervezas, hablábamos de cosas de las que poco o nada sabíamos, pero que inevitablemente intentábamos explicar.

Era, en resumen, la típica conversación de bar.

—Marta se niega a utilizar uno de esos vientres de alquiler modernos. Dice que no es ético —me quejé, sabiendo que con mis amigos podía hablar con franqueza.

—Sabrá ella lo que es ético —respondió Ramón, indignado, como siempre que se tocaban temas sociales de esta índole—. Conozco a una de las fundadoras de la empresa. Puedo asegurarte que todas las empleadas son tratadas con respeto, se les paga un salario digno y tienen buenas condiciones de trabajo.

—Además —apoyó Tomás—, ella quiere tener hijos, pero no quedarse embarazada, ¿no? Pues a menos que adoptéis un niño, y ya sabes todos los problemas, trámites y lentitud que conlleva eso, es la mejor opción que tenéis.

—Sí. Si a mí no tienes que convencerme —afirmé—. No me importa que el crio no lleve nuestros genes y todas esas tonterías. ¿Que será un poco diferente a los demás? ¿Y qué? Haremos que se sienta integrado. Hará amigos, en fin, todas esas cosas. Será uno más y nadie notará la diferencia.

Ambos asintieron a mis palabras. Por eso éramos tan colegas, siempre estábamos de acuerdo en todo. Al menos, en lo importante.

—Sí, tío. Aún hay que concienciar mucho. La gente no se fía, pero... —Tomás adoptó un tono confidencial, para dar mayor ímpetu a sus palabras—. Unos amigos contrataron un vientre de alquiler de esos y ahora están encantados con la experiencia. Ya tienen a la cría en casa y los tiene comiendo de su mano. La adoran. Y ella también a ellos.

Hubo un silencio durante el cual los tres bebimos de las jarras. Yo, además, me hice con un puñado de cacahuetes pelados para ir picoteando.

—Pero en realidad la entiendo, en parte. A tu mujer, tío. Quiero decir, yo no sé si me sentiría a gusto —confesó Ramón de pronto, casi contradiciendo sus primeras palabras—. Con un hijo así, ¿entiendes? Defiendo a muerte la empresa y el derecho de cualquier padre o madre a contratar uno de esos niños. Pero también pienso que es un poco... Inhumano. ¿No?

Me encogí de hombros y contraataqué:

—Más inhumano era antes, que los gestaban en vientres de mujeres pobres. ¡A cambio de dinero! ¿Te imaginas? ¡Eso sí que no sería ético! ¡No era ético en absoluto!

Los tres estuvimos de acuerdo. La sociedad estaba yendo a mejor, indudablemente, pero siempre había quien tenía que quejarse de algo. Eso era inevitable.



Marta casi me había tirado un zapato a la cabeza la primera vez que lo propuse. Pero ocho meses después acababa de decirme que estaba preparada para asistir al criadero. Empleó el nombre por el que coloquialmente se conocía a la sede de Vientres de Alquiler Modernos y eso, por algún motivo, me tranquilizó bastante.

Al cabo de un par de horas estuvieron listos los resultados de nuestros exámenes psicológicos y de aptitud. Dimos positivo. Así que el momento más esperado de nuestra vida se acercaba. ¡Estábamos a un paso de abrazar a nuestro hijo o hija!

—Me gustaría una niña —dijo Marta—. Y no sé si estoy preparada para bebés muy pequeños así que mejor a partir de un año, ¿no, cariño?

Le di la razón. No quería una hija tan pequeña que pudiese romperla. Romperla me daba pánico. Puse en voz alta uno de mis mayores miedos:

—También nos gustaría conocer las garantías con las que viene. ¿Si se vuelve agresiva o dependiente, o si desarrolla alguna enfermedad, podríamos cambiarla?

La asistente social me miró como si tuviese cinco ojos. O una planta como cerebro.

—Nuestros niños no desarrollan enfermedades, señor García. ¡Y tampoco se vuelven agresivos si no se les educa para ello!

Alcé las manos en una muda disculpa. Estaba tan nervioso como si fuese yo mismo el que se encaminase a parir a esa niña.

—Disculpe, es que estoy nervioso. Es la primera vez que nos planteamos ampliar familia de este modo y...

La asistente se ablandó ante mis palabras.

—Tranquilo, pueden hacer las preguntas que deseen. Y también les entregaré estos folletos con información sobre el centro. Actualmente tenemos 250 trabajadoras, somos pioneros en el sector.

—¿Sólo contratan mujeres? ¿Por qué? —Pregunté, extrañado.

—Es política de empresa. Un guiño a la preproducción natural. Los niños vienen de personas que son biológicamente mujeres ¿no? —Alzó una ceja.

Marta estaba visiblemente nerviosa, se retorcía las manos sobre el regazo cuando preguntó:

—¿Cómo podemos conocer las condiciones de vida que llevan los niños? Quiero estar segura de no contribuir a ningún tipo de maltrato.

La asistente volvió a adquirir un tono profesional.

—Periódicamente superamos controles de Sanidad y diferentes supervisiones. Aquí tienen los sellos —nos mostró las tarjetas oficiales—. Además, Vientres de Alquiler Modernos tiene la patente de los niños artificiales hasta dentro de 50 años, por lo que de momento será el único lugar donde podrán comprar uno.

Asentimos. Y mientras Marta ojeaba el folleto yo pregunté:

—¿Qué particularidades conlleva la crianza de uno de estos niños? Con respecto a la de uno normal, quiero decir.

—Como ya sabrán, nuestros niños son totalmente funcionales. Aprenden a hablar, andar y relacionarse con humanos como lo haría un niño natural. A simple vista no se diferencian de estos, como ahora verán, pero sí que hay algunas particularidades. Por ejemplo, nuestros niños no necesitan comer. Ni dormir.

Nos miramos, asustados.

—¿No comen? —Se extrañó Marta— Pero entonces... Cualquiera podría notar que... Quiero decir, ¿esto no hará que la sociedad los señale? Y, ¡espere!... ¿Quiere decir que no cambian? ¿Tendrá acaso nuestra hija siempre el mismo aspecto?

—No, señora. Están diseñados para poder comer y dormir, pero no lo necesitan para vivir. —aseguró la asistente—. Con cierta periodicidad tendrán ustedes que venir a la fábrica para que adaptemos las características de su hija a la edad que debería tener. Eso es todo.

Hubo un tenso silencio durante el que los tres parecíamos evaluarnos. Entonces me puse en pie y tendí la mano a mi esposa.

—Estamos listos —aseguré, con una sonrisa y un apretón de confianza en su mano— para conocer a nuestra hija.

Marta me devolvió la sonrisa. Nos dirigíamos por fin al criadero.

FIN


Este relato está enmarcado en el Reto de escritura de #OrigiReto2018 para el objetivo: 06 - Inventa un relato descriptivo que haga que los personajes o la escena en sí, sean algo completamente diferente a lo que parece. Quería que pareciese que iban a contratar un niño humano real y que eran unos idiotas, pero que al final no lo fuesen tanto. Ni humano el niño ni idiotas ellos. No sé si ha quedado muy bien pero bueno, espero que os haya gustado.
  • Podéis consultar las bases y apuntaros a participar en esta entrada de mi blog o en el de Katty.
  • Podéis encontrar todos mis relatos para el #OrigiReto2018 en esta otra entrada.




  • ¿Qué os ha parecido el relato? Espero que hayáis pasado un buen rato leyéndolo. ¡Pronto más relatos dentro del #OrigiReto2018! Mientras tanto, es vuestro turno de opinar en los comentarios. ¡Muchas gracias por leer!

    36 comentarios:

    1. ¡Uff! Me has dejado de piedra. El título no puede ser más acertado. En el relato has tratado un tema un tanto controvertido, dándole un giro de tuerca totalmente inesperado. Por un momento, cuando los futuros padres preguntaban sobre las necesidades de los niños y la especialista les respondía que no precisaban dormir y comer para vivir, he pensado de inmediato en los muñecos reborn. De verdad que me has dejado muy mal cuerpo (en el mejor de los sentidos, claro).

      Un abrazo.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡¡Muy buenas!!

        Me alegra que te haya resultado impactante e inesperado sobre todo por su final. Intentando responder al objetivo que respondía, tenía que sorprender logicamente el final, y no estaba segura de haberlo conseguido muy bien.

        ¡La verdad es que podrían ser perfectamente los muñecos reborn! Algo más sofisticados porque aprenden sobre la marcha, pero en el fondo son muñecos ;)

        Gracias por el comentario y me alegra haber conseguido impactarte.

        Un abrazo!

        Eliminar
    2. La verdad que al principio el tema no me entusiasmaba mucho, pero el final ha sido bastante sorprendente. Como siempre, escribes genial ;) Este quizás me ha gustado menos que otros, pero igualmente está muy bien escrito. ¡Da gusto leerte!

      Nos leemos.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Muy buenas. La verdad es que el principio a mí tampoco me gusta mucho, pero es que no lograba hacer que la conversación de los señores en el bar fuese más llamativa y al final le di muchas vueltas y no sé si lo empeoré. Pero bueno al final me gustó el resultado y como tampoco iba a tener mucho tiempo en Diciembre para mejorarlo decidí subirlo cuanto antes.
        Me alegra que el final te haya sorprendido, porque no estaba segura de cumplir bien el objetivo de estar escribiendo algo que no fuese real al final.

        No todos van a gustar mucho, es perfectamente normal así que me alegra que me lo digas. Tampoco es de mis favoritos, aunque curiosamente me gusta más que los del mes pasado :) Se ve que tiro más por la cifi jeje.

        Un abrazo.

        Eliminar
    3. Tengo la sensación que este relato ya lo he leído antes...
      El relato está muy bien, no puedo ni debo poner un pero... pero... jajajaja, el tema da miedito por todo lo que conlleva, me ha recordado al cuento de la criada, un libro angustiosos, en fin, espero no llegar a ver esa situación.
      Besos guapa.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Muy buenas, guapa. Pues hay quien dice que le recordó a 36 de Nieves Delgado, y obviamente recuerda mucho a El cuento de la criada como bien dices. Así que es posible que por eso te recuerde, o que hayas leído otro relato parecido. La verdad que al ser un tema de tan actualidad suele venirme mucho a la cabeza aunque personalmente nunca lo había tratado tan directamente.

        Esperemos no llegar a ello, aunque la verdad es que no sé, yo creo que en parte ya hemos llegado. Por desgracia.

        Un abrazo!

        Eliminar
    4. Me ha gustado mucho el giro final y el mal cuerpo que te va dando todo el relato con eso de comprar niños. Me parece que además sirve para criticar a la gente que actualmente pretende comprar niños como si fueran cosas, que es lo que son en realidad en esta historia. Como siempre, asombrada con tu originalidad, me encantan tus historias.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡Muy buenas!
        Gracias por leer y comentar, me alegra que te haya gustado el giro final. La idea era dejar mal cuerpo porque como bien dices es una realidad actualmente, pero no quería que el final fuese tan triste y deprimente, sobre todo porque no quiero de ningún modo que parezca que comprar un niño puede hacerte feliz. Me parece una práctica aberrante así que quise convertirlo en lo que finalmente fue, como dices, sólo una cosa.

        Me alegra que te haya parecido original y que te haya gustado. Un abrazo! gracias por comentar!!

        Eliminar
    5. ¡Hola! Pero qué mal rollo me ha dado el giro argumental xD. La verdad que me ha sorprendido bastante y para bien. Por otro lado, creo que en un futuro esto puede ser hasta normal y me da miedo solo de pensarlo... Yo es que soy seguidora de las adopciones, hay que salvar vidas (mi hermana es adoptada, de hecho), pero puedo entender que no todo el mundo piense igual.
      En fin, que me lío jaja. Gracias por este relato, me ha gustado mucho ^^.
      Un beso.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡Hola! ¿Mal rollo el giro? jaja me ha hecho gracia porque se suponía que el giro tenía que quitarle mal rollo a la cosa pero ahora que lo dices pues yo qué sé, igual le dio más todavía jajaja. Soy lo peor xD súper dramas siempre.

        Me alegra que te haya sorprendido para bien, yo también creo que puede ser hasta normal, rollo lo que había con el Tamagochi pero más hardcore en plan, muñecos vivos. No sé, mal rollo en verdad, como bien dices, si lo pienso fríamente. Pero menos mal rollo que los vientres de alquiler que existen hoy en día donde se paga a mujeres pobres para que sean incubadoras. Me parece tan inhumano que no puedo creerme que sea real.

        Me ha parecido súper cierto y bonito y necesario todo lo que dices al final de tu comentario sobre las adopciones. Tanto con seres humanos como con mascotas. Que muchas veces se reivindica para las mascotas y ¡¡anda que no hay niños por adoptar!! eso sí, deberían poner menos trabas y hacer más rápidos los trámites porque sí es cierto que pueden pasar años hasta que consigues adoptar a un niño, sobre todo si no es del mismo país que tú. Me alegra que tu hermana sea adoptada, porque eso quiere decir que encontró una familia y eso siempre es de celebrar :3

        Gracias a ti por el comentario!
        Un abrazo.

        Eliminar
    6. Buenas tardes

      Muy interesante el relato. No sé si continuará en el siguiente del mes.

      Por ahora, me está recordando mucho a un relato de Asimov sobre niños-robot. En un futuro más o menos cercanos, había restricciones a la natalidad y no recuerdo bien por qué (creo que era para que las madres no tuvieran que renunciar a tener más de un hijo) se vendían robots que actuaban como niños (perfectos). En ese relato, todo se contaba desde el punto de vista de un condenado por asesinato. No quiero desvelar más de ese cuento.

      Este tema está de actualidad. Pienso que tarde o temprano, será común la ingeniería genética sobre el ser humano. Curiosamente, he escrito tantas cosas sobre eso...

      Muy bien escrito y llevado.

      Un saludo.

      Juan.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡Muy buenas, Juan!
        La idea es que de alguna manera continúe, pero lo cierto es que aún no he pensado como. Ya sabes que a veces los enlaces entre relatos son más bien anecdóticos así que veremos qué sale.

        No he leído ese relato de Asimov, y mira que me estrené con él en la cifi y es un autor que me gusta bastante, pero claro, tiene tantos libros y relatos que es imposible leer todo. ¿Recuerdas el título?

        El tema sí que es bastante de actualidad y creo que sí que vamos a ir avanzando hacia la ingeniería genética, de hecho ya se está empleando para curar o combatir algunas enfermedades de los embriones, según tengo entendido (?) O al menos se estaba estudiando hacerlo.

        Es un tema recurrente. Me alegra que te haya gustado cómo está conducido y escrito.

        Un abrazo! Gracias por el coment :D

        Eliminar
    7. ¡Holaaa! Me has puesto los pelillos de punta, este tipo de planteamientos me ponen nerviosita XD
      ¡Besos desde Tiempo Libro!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Pues mira que la idea es que evocase más cosas feas de las que en realidad ocurría, pero bueno se ve que os conseguí poner demasiado nerviosos y al final no lo palié lo suficiente xD

        Eliminar
    8. ¡Hola¡
      No esperaba ese final... Bueno, voy por partes, las que más han llamado mi atención.
      La parte donde hablan de la empresa de Vientre de Alquiler Modernos donde esas mujeres tienen un sueldo fijo. Sin embargo se quejan de que una mujer pobre, que necesita el dinero para sobrevivir venda así su cuerpo... No sé, me parece hipócrita, la verdad.
      Lo que no esperaba que fuesen más bien robot jajaja.
      Una vez más me has dejado encantada con el relato.

      Besos 😘

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡Hola!
        La idea era hacer un final inesperado por cumplir el objetivo de relatar algo que pareciese otra cosa. No estaba muy segura de que sirviese pero de momento nadie se ha quejado así que le daremos por válido :D

        Es muy hipócrita todo el relato, sobre todo la visión de los futuros padres. Es el modo en que yo concibo todo esto de los vientres de alquiler (los de verdad) y desde luego se ha transmitido al relato. Por ejemplo también cuando hablan de las posibles enfermedades que pueda tener el niño y le dan más importancia a que alguien pueda notar que no es humano de verdad.
        Me alegra que no esperases que no iba a ser humano, y que te haya gustado el relato pese a que los protagonistas son un poco bastante mala gente :D
        Un abrazo!

        Eliminar
    9. ¡Hola!

      Puf, como siempre, te has superado ˆˆ Y mira que me parece complicado escribir sobre este tema, que es cuando menos controvertido y/o polémico, pero me ha sorprendido y gustado un montón. La parte final del relato me ha recordado a la serie Extant, que había niños robotizados que tampoco tenían que comer ni dormir pero aun así lo hacían por integrarse en la sociedad xD En fin, que me ha encantado el relato y que, desde luego, da qué pensar por todo eso de los vientres de alquiler y el hecho de poder elegir según qué características de un hijo ;_; A veces los avances tecnológicos o científicos asustan por lo que se puede lograr con ellos... xD

      ¡Besos!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡Hola!
        Me alegra que te haya gustado, la verdad es que es un tema muy controvertido que a veces da miedo sacar sin conocer todos sus detalles, pero pienso que hay que hablar de ello porque me parece algo indignante que se pague por construir seres humanos, porque al final es por lo que se está pagando hoy en día. Es que lo dices así y parece una distopía, pero es real y da miedo.

        Me alegra que te haya gustado y sorprendido. Sobre todo lo último ya que por el objetivo tenía miedo de que no pareciese tanto otra cosa al final y no estuviese muy bien cumplido.

        No conozco la serie Extant, pero es totalmente eso!

        Y sí porque todo avance tiene dos caras, por un lado poder prevenir alguna enfermedad grave mediante ingeniería genética me parece alucinante, pero por otro siempre habrá quien quiera usar eso para que su hije sea niño o niña o para que tenga el pelo rubio o para que nunca se quede calvo. Y eso comienza a ser muy turbio y clasista y da un miedo horrible, la verdad.

        Un abrazo!

        Eliminar
    10. Hola!
      Como siempre enhorabuena por tu relato, como ya te he comentado me encanta tu pluma y todos tus relatos suelen gustarme muchísimo ^^
      Sigue así ya que eres buena, un beso ¡nos leemos!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Buenas! Gracias por comentar, guapa. Me alegra que te siga gustando.

        Eliminar
    11. ¡Hola!
      ¿Puedo hacerte la ola? No sabes lo que admiro que escribas, yo sería capaz de hacer algo así, uff, no sabría ni escribir 100 páginas, bueno ni la mitad y seguro que todo lo que escribiría sería malo.
      Así que te animo a que sigas haciéndolo.
      Gracias por el relato.
      Nos leemos.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡Muy buenas!
        :$ me sonrojas jajaja. Muchas gracias, me alegra que te guste que escriba xD Espero seguir haciéndolo mucho tiempo.
        De nada por el relato, espero que te haya gustado!
        Nos leemos :D

        Eliminar
    12. ¡Buenas! Pues para mí el objetivo del relato está más que logrado, porque pensaba que estaban hablando de vientres de alquier como los actuales hasta que han dicho que eso se dejó de hacer y que era una barbaridad (que no deja de ser irónico, dado que van a comprar niños igualmente).

      Y nada, lo mismo que te han comentado ya algunas personas, que qué mal rollito porque aunque sea cifi es que me creo que pudiera pasar. A ver si avanzamos un poco socialmente, paso a paso.

      ¡Gracias por este relato tan guay! Tengo intriga por saber cómo continúa en la segunda parte. ¡Ciao!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡Hola guapa!
        Me alegra que te gustase como relato para ese objetivo ya que claro, es complicado saber si realmente está pareciendo otra cosa cuando lo escribes sabiendo de qué estás hablando en realidad.
        Sí, la verdad es que el relato refleja (o intenta reflejar) la doble moral que siempre tenemos, de quejarnos de lo de antes como si ahora todo fuese perfecto cuando claramente nunca lo es. Al igual que comentaba en twitter de que solemos infravalorar por ejemplo España diciendo que somos lo peor de Europa y luego sales y vas a Alemania y te encuentras con que se fuma en los bares o que hay basura por el suelo y gente bebiendo o durmiendo en la calle igual que aquí.

        Volviendo al relato, sí, yo también creo que e salgo que pudiera pasar. De hecho ya hay muñecas sexuales que parecen personas o robots de juguete que tienen autonomía...

        Yo también quisiera saber cómo continúa en la segunda parte. Por favor, dame un toque si tú lo sabes jajaja

        Besos!

        Eliminar
    13. Me ha impresionado mucho que hayas podido narrar desde esa parte del personaje. Normalmente se suele escribir con el género que más nos identificamos, y ver como hombres en el bar tratan un tema tan delicado, me ha parecido a parte de curioso muy interesante.
      B7s

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡Hola!
        Me alegra que te haya impresionado. Sí, este tipo de puntos de vista tienen que ser conscientes, es decir, hay que elegirlos pensando, porque de forma más natural lo que me habría salido sería narrarlo desde el punto de vista de una mujer faminista o algo así xD Pero claro, perdía toda la gracia y creo que gana en forma de conversación de bar por señores :D

        Me alegra que te haya parecido interesante, gracias por leer.
        Un beso!

        Eliminar
    14. ¡Hola!
      Una vez más, me has sorprendido con tu relato!! Muy original y muy bien llevado, en pocas líneas consigues entretener y sorprender!!
      Nos leemos!! Un beso :)

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Buenas!
        Me alegra haberte sorprendido y también que te haya parecido original. Sobre todo me encanta que te haya parecido bien llevado puesto que tenía miedo de que sonase o muy obvio o demasiado raro.
        Un beso!

        Eliminar
    15. Me he quedado de pasta de boniato. Que fuerte, todavía no se si me parece bien o mal lo de los niños artificiales. Eso si, el padre es un poco capullo xD

      Es muy turbio eso de comprar niños artificiales, pero el relato es genial ^o^

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Jajaja me ha hecho mucha gracia esa expresión ¡no la había oído nunca!
        Yo tampoco sé si me parece bien o mal, ya me dirás qué tal el segundo y último relato del año ;) me resarcí un poco con el padre, que no es mala gente en el fondo.

        La verdad que sí es turbio, pero como tantas otras cosas.

        Un abrazo guapa!

        Eliminar
    16. El relato me ha dejado un poco como los capítulos de black mirror, con mal cuerpo y sabiendo que es una de las posibles realidades que se pueden llegar a dar. Creo que está bastante bien llevaba la transición entre la conversación con los amigos y la de la mujer :)

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Muy buenas, guapa. La verdad es que sí es bastante Black mirror el relato. Como digo, es bastante turbio, pero más lo es comprar niños de verdad, que es lo que se hace ahora.
        Me alegra que te gustasen las dos partes en conjunto ya que a mi me parecían un poco demasiado independientes.
        Un abrazo!

        Eliminar
    17. Hola Stiby!
      Dios tus relatos porque nunca me dejan fría?
      Me he tirado todo el camino diciendo...son un poco...machistas no...homo...no...vamos buscando una palabra para describirlo porque no me parecía que en el fondo eran muy aceptables como seres humanos! iba a usar la palabra que usan ellos " normales"XD porque nadie es normal pero bueno no sé si llego a explicarme como debo porque ya te digo me has hecho sentir muchas cosas raras XD.
      Otro paso que he notado es un...hola he tenido todo el rato el cuento de la criada en mi cabeza, aunque tengo claro que no lo has leído porque me has preguntado que tal me parece hace poco.
      Vamos que para variar eres toda una artista!.
      La única pega que te pongo es que yo no los he notado "idiotas" de ninguna forma, más bien prejuiciosos...si esa es una palabra de las primera que buscaba XD.
      Hala artista a la espera de más relatos y espero que te lo estés pasando muy bien en las "vacaciones".
      besis.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola guapa. La verdad es que sí, la palabra "normal" está sobrevalorada porque hoy en día quien es normal, o qué significa eso jaja.
        Los protagonistas del relato son los típicos señores que hablan de lo que no saben, pero en el fondo no son mala gente y en el segundo relato del mes intento resarcirme un poco con el padre.
        Sí que he leído el cuento de la criada,es normal que te lo recordase porque trata de lo mismo en gran medida.
        Sí, la palabra no era idiotas pero no sabia como explicarlo bien.
        Ya subí el ultimo relato del año así que todo bien. Feliz Navidad guapa y las vacaciones pues ya se han acabado por desgracia :(

        Eliminar
    18. ¡Uff!
      ¡Qué relato ! Has sabido tocar un tema muy polémico.Me ha sorprendido las últimas lineas, como has planteado como son los niños.
      Tienes una gran capacidad , sigue así 😀

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola guapa!
        Sí que es un tema polémico pero precisamente eso me ayudaba en el objetivo de que se pensase algo que no era exactamente de lo que se estaba hablando.
        Me alegra que te haya sorprendido como eran los niños. En el segundo relato del mes, la niña es protagonista ;)
        Un abrazo y muchas gracias por los ánimos.

        Eliminar

    Si te ha gustado la entrada, deja un comentario o compártela en las RRSS y me harás muy feliz. También puedes unirte a la familia suscribiéndote aquí. Recibirás un mail mensual con resúmenes de la actividad del blog y otros detalles como mis lecturas o retos en curso.

    Nota de advertencia: aconsejo copiar el comentario en el portapapeles antes de pulsar "Enviar", porque blogger falla más que una escopeta de feria. El blog no tiene moderación de comentarios, si envías uno y no aparece automáticamente, es un error de blogger, por favor, ¡mándalo de nuevo!

    Nota anti spam: Ejerceré mi derecho a borrar todo comentario que no tenga nada que ver con la entrada y sólo consista en un hola, leí tu entrada, visita mi blog o similares.

    Protección de datos: Según la nueva ley RGPD debo informarte sobre el uso que daré a los datos personales que me proporcionas. Tu e-mail será usado para enviarte mi respuesta al comentario, en caso de que marques la casilla. El resto de datos (IP, país, navegador...) que recopila blogger sólo serán usados para las estadísticas internas de blogger, sí, esas de las que nadie nos fiamos. Tus datos en ningún caso serán publicados ni cedidos a terceros. Añadiendo tu comentario estás aceptando estos términos.