#AdoptaUnaAutora (I): ¿Cómo conocí a Amelia Noguera?

Hace meses me planteé que los libros de Svetlana Alexiévich estaban acabando con mi cordura (y con mis lágrimas) y que tal vez debía apartarlos de mí por un tiempo, puesto que estoy en un ánimo menos guerrero últimamente y me apetece menos leer cosas tan fuertes. Pero como no quería dejar por ello de lado la maravillosa iniciativa de #AdoptaUnaAutora, me planteé la pregunta lógica en este caso: ¿a quién adopto?

El primer requisito que llegó a mi mente fue: a una autora española y más cercana, porque llevo meses sintiendo envidia por esas personas que tienen adoptada a alguien a quien pueden escribirle e-mails, pedirle entrevistas, sentirse verdaderamente en una especie de unión con ella.

Tenía en mente varias posibilidades, pero la que más me había llegado dentro de todas las autoras españolas que había leído últimamente era Amelia Noguera, así que empecé a pensar en ella como candidata, tras confirmar que no estaba ya en la lista de autoras adoptadas. Estaba a punto de escribirle un e-mail para consultarle qué le parecería la idea y hablarle del proyecto, cuando me encontré este e-mail suyo en mi bandeja de entrada:

Queridos amigos y amigas:
Dejadme antes que nada que os mande un beso y un abrazo muy fuerte, con algunos de vosotros hace algún tiempo que no hablo. Lo siguiente es daros las gracias, muchos me habéis seguido desde el principio en esta aventura extraña que está siendo la publicación con editoriales de mis novelas. Algunos ya le disteis una oportunidad a esta novela, la primera que publiqué en Amazon en 2011, y que tantísimo éxito tuvo allí, la leísteis sin saber nada de mí y hasta fuisteis tan generosos de publicar una reseña sobre ella y de recomendarla (y algunos hasta de ponerle un diez ;)). Siempre me he sentido muy afortunada por haber logrado algo así, que para mí es como un milagro. Otros, sin embargo, habéis empezado a leerme hace poco. A todos me gustaría deciros que de algún modo me siento en deuda con vosotros, siempre digo que lo difícil no es escribir, lo difícil es lograr que te lean.

Pero no me enrollo más, os escribo, como os habréis imaginado, porque me gustaría regalaros un ejemplar de mi novela “Escrita en tu nombre” que por fin, cinco años después, llegará a las librerías a partir de este fin de semana. La edición que ha hecho Berenice de esta novela es fantástica, con una cubierta elegante, una edición bien cuidada y mucha ilusión en su publicación. Me siento feliz por ello y quería compartirlo. Por favor, si os apetece recibir el libro, respondedme a este email, con vuestro teléfono móvil y vuestra dirección física, para que os lo hagan llegar desde la editorial. Ya sabéis que por mi parte no existe ningún compromiso de que escribáis ninguna reseña, más que eso, lo que me apetece es regalaros el libro, aunque algunos ya estéis saturados, siempre se lo podéis regalar a alguien a quien queráis mucho. “Escrita en tu nombre” es una novela para regalar, está llena de esperanza. Y el boca a oreja (o algo así), es el mecanismo más maravilloso para recomendar a otros las lecturas que nos apasionan.

En fin, que ya me he enrollado mucho; con todo mi cariño, os envío un beso fuerte,
Amelia.


¿Cómo no amarla?, me pregunté entonces. Y respondí que sí. Que obviamente quería su libro, y que también la quería a ella, como mi hija adoptiva. Y aquí estamos hoy, con un miembro más en la familia.

¿Y quién es Amelia Noguera?, ¿cómo llegó a tus oídos?, ¿por qué te enamoraste de ella?. Espero que os estéis haciendo alguna de estas preguntas, porque yo vengo hoy aquí para responderlas. Así que poneos cómodos, que empezamos.

La primera vez que leí el nombre de Amelia Noguera fue en twitter, cómo no. Últimamente es el lugar donde conozco cada vez más escritores. Concretamente, fue en 2015, y más concretamente aún, en este tweet:



Como gran amante de los concursos o sorteos literarios, me lancé a responder a la pregunta planteada por la editorial del siguiente modo:


Compitiendo contra un montón de personas que elegían salvar cuadros y no libros, gané un ejemplar de La pintora de estrellas, el segundo libro de Amelia Noguera. Disfruté de su lectura y de sus personajes lo que no está escrito y si queréis saber más sobre este libro podéis leer mi reseña en este enlace.

A partir de entonces comencé a investigar sobre la autora, la seguí en twitter, en facebook y en su blog y descubrí quién era y a qué dedicaba los (como ella los llama) instantes que conforman su vida: madrileña graduada en Humanidades especializada en Literatura e Historia, ingeniera informática, máster en Didáctica de la Historia, Geografía y Ciencias Sociales, e investigadora para su tesis del doctorado en Literatura e Historia. También es traductora, editora, profesora y, por encima (o por debajo) de todo, escritora. Faceta de su vida en la que, por motivos obvios, yo estaba más interesada.

El segundo libro que leí de Amelia Noguera fue su siguiente publicación, Prométeme que serás delfín, publicado en 2016 con la misma editorial (Suma de Letras) y que Amelia me hizo llegar gracias a un grupo de lectores en el que me apunté para leer la novela en primicia. Fue una lectura fresca y diferente que me hizo reafirmar mis buenas sensaciones con sus ideas y su forma de escribir y, sobre todo, sus personajes. Así mismo, Amelia y sus libros han sido los primeros en plantear en mi cabeza la reflexión ¿qué hay de diferente en la forma de escribir de las mujeres con respecto a los hombres? Porque, sí, obviamente hay diferencias.

Cuando me llegó Prométeme que serás delfín
acababa de comprar La guerra no tiene rostro de mujer.
El destino unió en esta foto a mis futuras dos autoras adoptadas.


No quiero sonar categórica y sí, sé que siempre hay excepciones, pero desde que leí y reseñé esta última novela, me di cuenta de que los sentimientos y situaciones que describe Amelia me hacen sentir en sintonía con sus personajes, me los creo mucho más, son más cercanos, están casi vivos en mi cabeza. Esto no suele pasarme con muchos libros y pensando en ello me di cuenta de que, cuando me pasa, suele ser con personajes escritos por mujeres. Esto es, por supuesto, una opinión muy personal, que hoy me atrevo de puntillas a compartir con vosotros.

Le he recomendado este libro a muchas amigas mías e incluso llevé a una de ellas a comprarlo a la feria del libro, donde Amelia firmó mi ejemplar de La pintora de estrellas. Vosotros podéis leer en el blog la reseña de Prométeme que serás delfín (junto a una entrevista sobre el libro que le hice a la autora), y decidir por vosotros mismos si merece una oportunidad.

Amelia Noguera comenzó su andadura autoeditando sus novelas en Amazon, donde tuvo bastante éxito y se situó en los primeros puestos de descargas. Poco a poco llegó también a editar sus libros en papel, con distintas editoriales. Hasta ahora, ha publicado cuatro novelas en papel: La marca de la luna (Roca Editorial, 2014), La pintora de estrellas (Suma de letras, 2015, ¡traducido al polaco bajo el título Malarka Gwiazd!), Prométeme que serás delfín (Suma de letras, 2016) y Escrita en tu nombre (Berenice, 2017). En su tiempo libre es aprendiz de fotógrafa, pintora, bailaora, psicóloga, madre, hija, amiga, cocinera, paseadora de teckels, cuidadora de rosales banksiae, observadora minuciosa, habladora por los codos, comedora de chocolate. Se apasiona cada día con algo diferente. Y me apasiona a mí con todas sus novelas. Espero que también a vosotros.

Aquí os dejo las portadas de sus libros. Son tan bonitas como ella. Y, fijaos, un dato no tan inesperado como curioso: en sus portadas siempre hay una mujer y yo os digo que esto refleja el modo en que ella escribe sobre nosotras, cosa no tan normal en la literatura como podría parecer. Yo por mi parte, me retiro a esperar a que me llegue el ejemplar de Escrita en tu nombre, para poder disfrutarlo como seguramente se merezca, y reseñarlo para todos vosotros en la que será la segunda entrada sobre Amelia Noguera para la iniciativa Adopta una autora. Os dejo como despedida las palabras con las que Amelia se refiere a sus propios libros, nadie mejor que ella para presentarlos:

Todas [mis novelas] son como las fotografías de este lugar: una forma apasionada de mirar. Escribo porque algo me remueve. Las historias revolotean en mi cabeza. Son pájaros, globos, corazones, collares de cuencas, piedras esféricas, cementerios abandonados, paisajes sombríos y playas populosas; campanarios sin campana; estrellas que susurran “dónde estará la luna”; viejos abandonados; amores anodinos; y muertes tontas. Los atrapo en mis novelas en forma de historias.


Espero que nos acompañéis a Amelia y a mí en esta aventura. Pronto más entradas sobre ella dentro de la iniciativa. ¿Tenéis curiosidad?

Mini Reseñas: mi pequeño #LeoAutorasOct

RESEÑAS CORTAS DE LOS LIBROS DE AUTORAS QUE LEÍ DURANTE OCTUBRE


Hoy vengo con una entrada un poco diferente, pero al mismo tiempo igual. Los que me conocéis sabéis que me enrollo bastante con las reseñas que subo al blog, y últimamente he sentido pocas ganas de escribir ninguna tan elavorada, así que hoy he decidido traer esta entrada con reseñas más cortas de tres libros de autoras que leí durante el mes pasado. Ya os hablé de la iniciativa #LeoAutorasOct en la entrada sobre los retos que quería hacer durante ese mes. En esa entrada, de hecho, tenéis también la lista de libros que quería leer, que eran un total de diez y que continúo leyendo hoy en día. ¡Espero que me dé tiempo a terminarlos todos antes de fin de año!

En esta entrada os traigo pues las reseñas de cuatro de estos libros:
  • Barro, Alicia Pérez Gil.
  • Una habitación propia, Virginia Woolf.
  • Antología I Premio Ripley (Relatos de ciencia dicción y terror), varias autoras.
  • 36, Nieves Delgado. (En realidad éste lo terminé el día 1 de Noviembre, pero haremos la vista gorda)

  • Reto de escritura 2017: #LMDEInktober - 31 días, 31 microrrelatos.

    La loca de los retos, me llaman a veces. ¿Esto es locura? ¡¡Entonces la abrazo con cariño!!

    Porque, sí, vengo hoy con un nuevo reto de escritura al que me he apuntado, que también es un concurso. Ya os hablé de él en mi entrada Iniciativas sensuales de Octubre (en las que participo): #LeoAutorasOct #LMDEInktober. Se trata de escribir un microrrelato al día durante el mes de Octubre, pero hoy vengo a traeros la recopilación de relatos que presente. Por supuesto, iré actualizando esta entrada durante lo que queda de Octubre, para que a final de mes estén todos los que son, aunque no sean todos los que estén.

    Por si os interesa el reto, éstas son las bases.

    En resumen las condiciones del reto son:

  • Un relato al día durante el mes de Octubre (pero no es obligatorio participar todos los días).
  • Cada día corresponde con su palabra.
  • Máximo 150 palabras por relato.
  • Los relatos tienen que ir sobre una imagen (libre de derechos o cuyos derechos estén cedidos).

    Dicho esto, ¡qué comiencen los juegos del hambre! Digo... ¡El #LMDEInktober!

  • #52RetosLiterUp #20 - El candidato y su atolladero.

    Mi muy estimado Señor con el mismo cargo que tiene Rajoy (mas en otro ámbito menos extenso),

    Le escribo esta carta solicitando un trabajo como subordinado suyo o, si le conviene, también encontrará aquí mi candidatura a director del centro. Le informo, sabiendo de su interés, que sé hacer esas cosas que hacen en su negocio, con los ordenadores y el código fuente. Llevo más de veinte años en este terreno de la informática y me veo con cualificación de ser seleccionado y realizar esta labor.

    Iniciativas sensuales de Octubre (en las que participo): #LeoAutorasOct #LMDEInktober

    DOS MARAVILLOSAS INICIATIVAS Y MI LISTA DE AUTORAS PENDIENTES INTERMINABLE


    Muy buenos días a todos.

    Un año más, llega octubre, un mes cualquiera para casi todo el mundo, pero no para nosotros. Lectores, escritores, y dibujantes somos un no parar de hacer cosas durante este mes pues es el mes en el que, Merlín sabrá por qué, surgen todas las iniciativas maravillosas y ¡no tenemos tiempo ni para respirar! Pero como sarna con gusto, no pica y por aquí estamos todos un poco locos (al menos yo), no le decimos que no a nada, nos apuntamos a un bombardeo, y así estamos, con la lista de cosas pendientes a punto de estallar. Pero, ¿a alguien le preocupa, acaso?

    ¿Que a qué viene todo esto? Ah, ¿que no lo sabes? Pues si no te dicen nada las iniciativas #LeoAutorasOct, y #LMDEInktober, sigue leyendo y verás por qué me he apuntado a ambas, sin importarme estar sepultada de trabajo durante todo el mes que viene. La respuesta corta es simple: son sensuales, y maravillosas. Sigue leyendo para saber la larga.